Los números 60, 30 y 10 corresponden al % a utilizar en cuanto a la cantidad de color presente en una área. El 60% será el color dominante o color principal. El 30% corresponderá el color secundario y el 10% al color de acento o color de los pequeños detalles. Esta teoría nos inspirará y marcara una pauta en cuanto a la cantidad de color en la habitación. En el diseño, el color dominante es el blanco y ese 60% está representado en el mobiliario, suelos y paredes. Tal vez hay más de un 60% con el color blanco, no te preocupes es simplemente orientativo. El color secundario es el color marrón o color de la madera. Y el de acento, es el color verde de la vegetación; que estimamos es un 10%. Preguntará de que manera se armonizaron estos tres colores en la imagen. La respuesta es que están armonizados por contraste. Puedes escoger tres colores afines o contrastantes y seguir la interesante regla 60, 30, 10.